El recién nacido – sus primeros 30 días de vida

El Bebe Recién nacido

Feliz se encuentra la familia con la llegada del nuevo miembro pero es ahí donde comienzan las dudas acerca de los cuidados del bebé, eso es lo esperable incluso en las familias donde hay experiencia por tener otros hijos. La intención de estos párrafos es la de aclarar ciertas dudas y brindar apoyo en estos menesteres.

Es primordial que el bebé tenga pediatra de cabecera, quien será el encargado de realizar los controles de salud durante la infancia.
Durante el primer mes se recomienda ir al consultorio pediatrico al 7mo día del nacimiento y al cumplir 1 mes de vida; siempre y cuando no sea citado antes por el neonatólogo, por ejemplo para controlar la presencia de ictericia (color amarillo de piel y mucosas) o cualquier otra anormalidad que requiera control cercano.

Volviendo a los controles de salud del niño sano, luego del primer mes se realizará 1 (uno) mensualmente hasta el año de vida y luego del año cada control será trimestral hasta que el niño cumpla 2 años de vida y semestral luego de esa edad.Pero mejor regresemos a lo que nos convoca que es el primer mes de vida del bebé.

Es recomendable que la madre lleve anotadas todas sus dudas a la consulta médica, incluso las que les sean simples de resolver, esto aumentará el diálogo con el profesional, refozará la confianza en el cuidado del niño y hará la consulta mucho más amena y activa.

Primera Consulta

En la primer consulta el pediatra comenzará la realización de una adecuada historia clínica donde figuran antecedentes de la madre acerca de otros embarazos como así también del último (infección urinaria, hipertensión arterial, diabetes, etc.), preguntará acerca del parto (si fue vaginal o cesárea, peso de nacimiento del bebé, semanas de gestación, etc.) También se interrogará acerca de antecedentes familiares de enfermedades crónicas, malformaciones y otros datos acerca de la herencia biológica familiar.
Luego realizará el examen físico con el control del peso, talla, perímetro cefálico y una completa evaluación del cuerpo del bebé en busca de alguna alteración física.

Como parámetros el bebé de término (gestación de 37 a 42 semanas) pesa al nacimiento entre 2700 y 4200 gramos, mide aproximadamente 50 centímetros y su perímetro cefálico es de unos 35 centímetros (estos valores no son absolutos y existe una lógica variación entre bebés por lo que hay que tomarlos como referencia pero no como ley estricta).

El progreso mensual de peso por mes en el primer trimestre de vida varía entre 600 a 900 gramos, siempre hablando de un niño nacido de término (37 semanas a 42 semanas de gestación).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *